miércoles, 7 de abril de 2010

Gobierno

Llega al poder a través de la Junta Revolucionaria de Gobierno poco tiempo después del golpe de estado contra el presidente Isaias Medina Angarita en marzo de 1945. La finalidad de este gobierno era crear nuevas leyes y decretos para establecer una Asamblea Constituyente donde su principal objetivo era proclamar el derecho al voto libre, directo, universal y secreto para todos los hombres y mujeres mayores de 18 años, mediante el inicio de una democratización. Al asumir el poder esta junta decretó que las compañías petroleras debían pagar un impuesto que pasó de un 12 a un 20% por las ganancias obtenidas y que al año siguente se aumentó al 28,5%, al final del período ya se discutía en el Parlamento el alza del impuesto a las transnacionales hasta el 50%, conocido como fifty-fifty. Este alza en los impuestos, conjuntamente con el incremento a la producción que al término del gobierno era de 500 millones de barriles al año generó un período de bonanza petrolera que no había sido dado por ningún gobierno predecesor. Esto además de que Venezuela pasó a ser el principal proveedor del oro negro para los aliados durante las guerras llevadas a cabo en Europa.1

A sus 52 años, Betancourt comienza su primer gobierno como Presidente de la República quien fue legido a través del sufragio universal directo y secreto el 7 de diciembre de 1958 (fecha pautada para dichas elecciones), el cual inicia su período presindencial un 13 de febrero de 1959 con ayuda de partidos políticos donde años anteriores habia sido el principal fundador, destacándose Acción Demacrática, además del partido Unión Republicana Democrática (URD) y el partido social cristiano COPEI con el fin de comprometerse a apoyar a el candidato que resultase ganador y a compartir las labores de gobierno. El primer año de gobierno se caracterizó por el continuo acomodo de los intereses partidistas en la cualisión y dentro de los propios partidos por el estallido de brotes de violencia callejera apoyados por dictadores extranjeros, la sucesión de huelgas laborales, la contracción de la labor productiva y la aplicación de medidas contra los personeros del perezjimenismo implicados en casos de corrupción. Simultáneo a esto ocurrieron acontecimientos externos como la baja de los precios del petróleo y la naciente experiencia de la Revolución Cubana creaba un frágil equilibrio político. De este modo el presidente Betancourt, sus partidos políticos y aliados buscaron las medidas necesarias para la contribución al sistema democrático, se iniciaron así los estudios para redactar una nueva constitución que ampara legalmente y de una manera definitiva la gestión de gobierno y una reforma económica a mediado plazo destinado a incentivar una economía paralizada.

Finalmente lograron dialogar con el país para un mejor entendimiento con su política exterior para defender los precios, el mercado del petróleo venezolano y la estabilidad de la democracia. De igual manera, se corrieron muchos rumores de golpe de Estado el cual estaban en desacuerdo conspirativas de grupos que se negaban a aceptar las reglas del juego político. Desde entonces un 24 de julio de 1960, el presidente Betancourt se trasladaba al paseo de Los Ilustre con motivo de celebrarse el aniversario de la batalla de Carabobo. Fue cuando se presentó un brutal atentado terrorista, financiado y dirigido por Rafael Leónidas Trujillo de República Dominicana y por la cruenta guerrilla venezolana orientada por Fidel Castro y que en la región latinoamericana, alcanzó niveles altamente conflictivos por el enfrentamiento entre Estados Unidos y Cuba.

Tiempo después se vieron en conflicto diferentes partidos políticos y llego el Movimiento Izquierda Revolucionaria (MIR) y el grupo ARS comandado por Raul Ramos Jiménez.

Mediante diversas amenazas golpistas Venezuela se mantuvo aislada de la Cuba revolucionaria y de los regímenes autoritarios que en esos años tomaron por asalto el poder en Argentina, Perú, Guatemala, Haití, Ecuador, República Dominicana y Honduras. A pesar de que con esta política principista no se logró disuadir los golpes de estado a través de la Doctrina Betancourt, estableció alianzas con otras democracias regionales en pro a la democratización y paz regional.

El 20 de febrero de 1961 ocurre un nuevo intento de golpe de estado cuando el coronel Edito Ramírez trata de tomar el palacio de Miraflores pero este fracasa pocas horas después. Luego en junio de ese mismo año se alza un grupo de militares en Barcelona tomando el cuartel Pedro María Freites y la sede de la gobernación. Betancourt logra controlar esto llevándolo a su fracaso, llamado esto el Barcelonazo. El 2 de julio el presidente inaugura la nueva ciudad de Santo tomás de Guayana conformada por San Félix y Puerto Ordaz.

El 3 de abril de 1962 se efectua un asalto guerrillero a la Alcaldía de Humocaro bajo el estado Lara. Posteriormente el 4 de mayo se sublevan en Carúpano (estado Sucre), efectivos del batallón de Infantería de Marina núm. 3 y del destacamento núm. 77 de la Guardia Nacional. El gobierno les exige la rendición y rodea a la ciudad por aire, mar y tierra en lo que se llamó la operación tenza; el 6 se retoma Carúpano deteniéndose a más de 400 personas involucradas entre ellas el diputado del partido comunista Eloy Torres, cesando lo que se denominó el Carupanazo.

La situación del año 1963 comienza con el restablecimiento de las garamtías constitucionales y el inicio de la campaña para las elecciones de diciembre de ese año, en enero es asaltado el museo de Bellas Artes siendo robadas obras pintóricas de la Revolución Francesa, las cuales son recuperadas horas más tardes. En agosto se lanzan las candidaturas presidenciales de Rafael Caldera, Wolfgang Larrazábal Arturo Uslar Pietri, Germán Borregales y Raúl Ramos Giménez (líder de AD). La izquierda no participará en la contienda y llama a la abstención. El 29 de septiembre se produce el asalto al tren El Encanto, acción subersiva que impacta negativamente a la opinión pública.

Finalmente el 13 de marzo de 1964, el gobierno cumple la promesa de entregar el mandato al candidato ganador de las elecciones nacionales, que fue Raúl Leoni. Asi finaliza el período de gobierno de Betancourt, aunque lleno de problemas políticos pero con una notable obra hecha en materia de libertades políticas, en planificación económica, en educación, en el rescate de la industria petrolera, en política económica y en política exterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada